La Diputación firma un convenio con el Obispado de Ávila para la conservación de iglesias y ermitas de la provincia

La Diputación firma un convenio con el Obispado de Ávila para la conservación de iglesias y ermitas de la provincia

martes, 30 de abril de 2019

Carlos García, presidente de la Diputación, y Mons. José María Gil Tamayo, obispo de Ávila, han rubricado un convenio por el que se comprometen realizar obras de reparación de este patrimonio arquitectónico. Han estado acompañados en el acto por Eduardo Duque, diputado provincial de Cultura, y Alejandro Jiménez, ecónomo de la Diócesis de Ávila.

Durante el acto de firma, las dos Instituciones han manifestado ser conscientes de la necesidad de conservar edificios del patrimonio histórico de la provincia de Ávila que, sin estar calificados oficialmente como monumentos y por lo tanto, sin gozar de la protección y beneficios que a tal condición reconoce la legislación vigente constituyen, no obstante, una importante parcela del patrimonio arquitectónico provincial, merecedora de ser mantenida en buen estado de conservación.

Tal y como ha puesto de manifiesto Carlos García, presidente de la Diputación, la provincia de Ávila atesora un riquísimo patrimonio cultural, arquitectónico, etnográfico y religioso. “Todos nuestros pueblos cuentan con iglesias y ermitas que, sin estar declaradas como monumentos, son lugares donde se expresa la religiosidad, la fe, la tradición y la cultura que crean nuestra identidad y que se transmiten de generación en generación”.

A través de este convenio se plasma el compromiso de la Institución con la salvaguarda de nuestro patrimonio material como manifestación palpable de ese otro patrimonio inmaterial que está presente en todo nuestro territorio.

En el convenio suscrito ambas instituciones aportan 60.000 euros cada una para mantener en estado óptimo todos los templos que atesoran mucho más que las cualidades artísticas.  

Según ha explicado Carlos García, este es el motivo por el que “firmamos este convenio con la Diócesis. Para que las iglesias y ermitas de Ávila puedan mantenerse en buenas condiciones de conservación. De manera que nuestros vecinos sigan disponiendo de esos lugares de encuentro, de devoción, de expresión de valores, de arte y de cultura”.

Por su parte, el obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, ha señalado que las  iglesias son y forman parte de la geografía, no solo física, sino también humana y cultural de nuestros pueblos. “Es una seña de identidad”.

Tal y como ha expuesto, lo que realmente supone este tipo de convenios es “ejercer un derecho constitucional”, puesto que la Carta Magna “invita a las Administraciones al cuidado, preservación y difusión de nuestro patrimonio”.

Gil Tamayo ha indicado, en este sentido, que el Obispado siempre estará dispuesto a trabajar en favor de Ávila, de sus pueblos y de sus habitantes. “Desde le ámbito educativo hasta la preservación, cuidado y difusión de nuestros edificios”. “Aunar esfuerzos siempre es bueno y es hacer sociedad civil con la conjunción de las administraciones públicas, en este caso la Diputación. Vamos a seguir colaborando en todo lo que favorezca a los abulenses”.

Por otro lado, el ecónomo de la diócesis de Ávila, Alejandro Jiménez, ha enumerado las localidades abulenses que se verán beneficiadas por este convenio. Así, se llevarán a cabo intervenciones en la cubierta y tejado de la nave de la iglesia de Solosancho, en Muñana se acometerán obras en  la cubierta de la nave principal zona norte y en Navacepedilla en la cubierta de la nave principal zona sur.